¿Por qué se congelan las tuberías de mi aire acondicionado?

Los equipos de aire acondicionado son un regalo del cielo para los veranos abrasadores, pero ¿qué pasa cuando las tuberías del aire acondicionado se congelan? Con el tiempo, incluso los pequeños problemas de su unidad, pueden convertirse en grandes problemas. 

Veamos por qué se congelan las tuberías y qué se puede hacer para solucionar y prevenir estas situaciones.

Solución rápida:

Cuando el flujo de aire caliente está restringido sobre las bobinas del evaporador, el refrigerante no puede hacer su trabajo y, por lo tanto, se congelan las tuberías del aire acondicionado. Si no fluye suficiente aire caliente sobre las bobinas del evaporador, no hay suficiente calor para equilibrar el refrigerante frío.

¿Qué puedes hacer por tu propia cuenta?

  • Limpiar los filtros del aire acondicionado.
  • Limpiar las bobinas del aire acondicionado.
  • Buscar fugas y medir el nivel bajo de gas refrigerante
  • Revisar si el termostato funciona bien.

Si ya ha experimentado este tipo de problemas y su aparato de aire acondicionado ha dejado de funcionar durante el invierno, debe repararlo inmediatamente porque, de lo contrario, tendrá que afrontar consecuencias más graves.

Te explicamos con detalles por qué se congelan las tuberías del aire acondicionado

Por lo general, este es el primer signo de una unidad de aire acondicionado exterior mal instalada o mal ubicada, o incluso su causa puede estar vinculada a la falta de mantenimiento de la unidad. Hablaremos de por qué ocurre esto y de lo que puedes hacer al respecto.

También tienes que saber que las líneas de las tuberías se dividen en una de tubería de bajada o de baja presión (más gruesa) y una tubería de alta presión (más delgada). Normalmente, las causas pueden estar relacionadas cuando se congela una u otra tubería. Sin embargo, el origen del congelamiento también puede ser ajeno a las líneas de las tuberías. 

1) Flujo de aire restringido sobre el serpentín del evaporador

El serpentín del evaporador es la parte de la unidad de aire acondicionado que aspira el aire caliente del interior de la vivienda y lo enfría utilizando refrigerantes. 

El flujo de aire restringido sobre el serpentín del evaporador puede hacer que las tuberías del aire acondicionado se congelen. Lo mismo ocurre cuando hay demasiada humedad en el aire que sale de las rejillas de ventilación o cuando no hay suficiente circulación en la casa (como durante las olas de frío). 

Cuando esto sucede, el vapor de agua de estas fuentes entra en su sistema de aire acondicionado y se congela.

Las rejillas de ventilación obstruidas pueden impedir que el aire fluya fácilmente a través de su sistema de climatización, lo que hace que su aire acondicionado trabaje más y acabe estropeándose. 

Los filtros de aire sucios pueden hacer que su aire acondicionado se sobrecaliente porque no tiene suficiente aire frío para aspirar. 

Y si el ventilador del interior de la unidad de tratamiento de aire no funciona correctamente, el flujo de aire frío hacia el interior de su casa y el aire caliente hacia el exterior pueden verse restringidos o ralentizados.

Los conductos de aire sucios o con fugas, junto con los conductos colapsados, reducen la cantidad de aire que circula por su casa y por el sistema HVAC. El aire se escapa hacia el ático, los techos y los sótanos en lugar de permanecer en circulación. 

Un serpentín de evaporación sucio en su sistema HVAC puede causar problemas similares porque la suciedad en el serpentín impide que enfríe eficazmente el aire caliente entrante. Esto hace que gran parte del calor permanezca en el aire, que recircula por su casa. En algunos casos, la suciedad del serpentín del evaporador puede incluso congelarse junto con las tuberías, y puede dejar de sentir el aire frío por completo.

2) Bajos niveles de refrigerante

Los niveles bajos de refrigerante pueden hacer que las tuberías del aire acondicionado se congelen. Si utiliza su aire acondicionado en invierno, asegúrese de que su casa tiene la cantidad correcta de refrigerante. Demasiado o muy poco refrigerante hará que los serpentines sean ineficientes a la hora de mantener el aire frío fluyendo por su casa.

Pero la cuestión es la siguiente: el refrigerante dentro de tu aire acondicionado circula en un circuito cerrado (es decir, desde la unidad exterior hasta la unidad interior). Por lo tanto, si tu unidad de aire acondicionado tiene niveles bajos de gas refrigerante, es muy posible que el refrigerante haya encontrado una forma de fugarse.

Hay algunas señales que puedes buscar para saber si tiene una fuga de refrigerante. Una de las cosas que hay que tener en cuenta son los sonidos que salen de las tuberías: 

  • Si se oyen siseos o gorgoteos, podría ser una señal de que hay una fuga. 
  • Otra cosa a la que puede prestar atención es al aire caliente que sale de las rejillas de ventilación; a veces incluso puede sentirse caliente. 
  • Por último, si la factura de la luz aumenta, puede ser otra señal de que hay una fuga.

3) Termostato desconectado o mal configurado

Cuando una persona llega a desactivar el termostato del equipo, el aire acondicionado puede que comience a congelarse después de un largo tiempo encendido.

El equipo empezará a congelarse por la mañana temprano. Empezará a congelarse luego de tener varias horas encendido, y va a hacer tanto frío, que si hay un televisor cerca del lugar donde está el aire acondicionando, puede coger humedad en un punto antes de que la unidad se congele, sobre todo por la noche.

También es posible que debido a un mantenimiento de la unidad, el sensor del termostato no haya quedado bien en su sitio y, por lo tanto, no esté dando su lectura normal para cumplir con el ciclo de enfriamiento del aire acondicionado.

¿Qué hacer cuando un tubo de alta del aire acondicionado se congela?

La tubería de alta presión de un compresor transporta el aire caliente a la bobina del condensador. Diversos fallos pueden hacer que el tubo de alta presión se congele. Si ves hielo en esta tubería, comprueba primero lo siguiente: asegúrate de que no hay suciedad en la bobina; limpia o sustituye el filtro; añade más refrigerante.

Generalmente, es posible darse cuenta del congelamiento de una tubería porque el aire acondicionado tiene fugas, arroja hielo o agua, hace ruido o trabaja con presión. Es importante tener en cuenta que la congelación en la consola de un aire acondicionado split o mini split puede estar causada por otros factores totalmente ajenos a las tuberías altas o bajas.

Conclusión:

Las tuberías (Alta y baja) del aire se congelan normalmente por una obstrucción en los filtros, las bobinas o niveles bajos de refrigerante. También es posible que una tubería de cobre esté doblada o la temperatura del ambiente exterior sea muy fría.

Nuestro servicio técnico aire acondicionado daikin Barcelona aconseja siempre contar con la ayuda de un técnico capacitado para recibir soporte y asesoría por estos problemas que pueden resolverse sin más complicaciones.

Tabla de contenidos
Solicite un Técnico Aqui