Como saber si mi aire acondicionado tiene fuga de gas

Siempre que hablamos de un aire acondicionado, lo primero que se nos viene a la mente es la buena sensación de frío que nos ofrecen en el hogar. Sin embargo, muchas personas desconocen si su aire acondicionado está teniendo una fuga de gas o no. 

Esto nos puede resultar bastante incómodo y, a veces, bastante peligroso. Así que, si crees que esto te está pasando y no sabes cómo solucionarlo, aquí te contamos todo sobre lo que es una fuga de gas en tu aire acondicionado.

Nota: El refrigerante es la sustancia que hace que el aire acondicionado funcione y recircule el aire de tu hogar caliente al exterior. 

El sistema de aire acondicionado contiene un refrigerante líquido en tuberías y bombas. El refrigerante fluye por los tubos de hielo de su aire acondicionado y se enfría hasta que se convierte en gas. El gas se estanca en el compresor y es devuelto al tanque de refrigerante para volver a convertirse en líquido.

5 formas para saber si existe una fuga de gas en el aire acondicionado

Existen varios síntomas que ayudan al usuario a detectar una fuga de gas refrigerante en el sistema de aire acondicionado. La fuga puede tener su origen en la unidad interna o externa del equipo, y, por lo tanto, es necesario conocer bien su funcionamiento para detectar si existe o no algún problema.

A menudo, la fuga de gas resulta de defectos en la instalación, como por ejemplo mal posicionamiento de válvulas o tubos, mal ajuste de la presión de refrigerante o mal cerco de instalación.

Si el aire acondicionado tiene fuga de gas, puedes notar que la unidad expulsa menos frío.

El síntoma se caracteriza porque cuando vas al baño u otras habitaciones y vuelves a entrar en la habitación con el aire acondicionado, te das cuenta de que la temperatura ha subido, ¡y mucho!

Esto es porque el gas escapa de los tubos, causando que la temperatura del aire enfriado sea menor de lo normal. Cuando el gas se evapora, el aire acondicionado está menos eficiente y tarda más tiempo en enfriar la habitación.

La manera más fácil de detectar una fuga es con el detector de gas propano. Los detectores de gas propano son fáciles de usar y a menudo tienen luces indicadoras para ayudarte a saber si hay una fuga o no.

La perdida de potencia de refrigeración también es otra señal de que tu aire acondicionado tiene una fuga

Un síntoma para detectar que el aire acondicionado tiene una fuga de gas refrigerante es percibir una perdida de potencia de refrigeración. 

Este síntoma es bastante común en las unidades más viejas y en las que han sido mal mantenidas. Conforme la fuga se propaga a través del circuito, la cantidad de gas refrigerante disminuye y el flujo del refrigerante se reduce, lo cual puede producir una variación en el voltaje.

¿Escuchas silbidos provenientes de la unidad interior?

Cuando el aire acondicionado no está funcionando, prueba a comprobar si suena un clic o silbido al abrir y cerrar las puertas. Si es así, es posible que el problema sea una fuga de gas en el sistema.

Existen varias formas de detectar si hay una fuga de gas en tu instalación de climatización. La primera es la más simple: colocarte junto al serpentín del aire acondicionado y escuchar si hay silbidos u otras vibraciones que te permitan suponer que existe

Notar como se congelan las bobinas con la perdida de refrigerante

Si el aire acondicionado tiene fuga de gas, puedes notar como se congelan las bobinas del aire acondicionado. Esto sucede porque el gas que sale de la tubería, se condensa en los componentes del sistema y no puede salir por el conducto de desahogo.

Cuando se trata de una fuga de gas, la mejor manera de detectarla es mantener un ojo en las bobinas. Es la parte más frágil de un aire acondicionado y suele ser la primera en mostrar señales de desgaste. 

Si el aire acondicionado tiene fuga de gas, puedes notar como se congelan las bobinas del aire acondicionado. Esto significa que el gas no es capaz de filtrarse a través del circuito y queda atrapado dentro de la unidad.

Otra señal de que tienes una fuga sería si notas que el aire acondicionado expulsa más humedad del agua en la habitación donde está instalado.

Una fuga de refrigerante equivale a facturas de electricidad elevadas

Una fuga de gas en el aire acondicionado es una situación que puede hacer que los recibos de electricidad sean más elevados.

La fuga de gas en el aire acondicionado es una situación muy común, pero que puede llegar a ser peligrosa si no se trata a tiempo. 

La fuga puede ocurrir en cualquier momento del proceso de funcionamiento del aire acondicionado y es muy difícil detectarla porque suele manifestarse en la factura de electricidad y no en el funcionamiento del equipo.

¿Cómo detectar si hay una fuga de gas en el aire acondicionado?

En el caso del aire acondicionado, una fuga puede provocar una disminución en la calidad del aire interior, un incremento en el consumo energético y un mayor mantenimiento.

Para asegurarse de que un equipo tenga una fuga de gas y no haya algún otro problema en el trabajo, debe conectar un manómetro a las válvulas de servicio adecuadas para confirmar que efectivamente hay una pérdida. 

También debe asegurarse de que si la pérdida es mínima y no completa, que el equipo se haya llenado por completo y no se haya instalado con gas insuficiente (un signo común de esto es cuando se congela el aire acondicionado).

Para comprobar si hay fugas, podemos hacer un poco de agua jabonosa y luego aplicarla por todas las tuberías con un cepillo pequeño o una esponja. Si hay una fuga de gas, deberíamos ver pequeñas burbujas de aire en la zona aplicada. 

Lo que debes saber

La mayoría de las fugas de refrigerante en los sistemas de climatización son silenciosas, por lo que pueden pasar desapercibidas durante años. Muchas fugas pueden ser detectadas con la ayuda de un detector de fugas.

El detector de fugas se usa para buscar las fugas en tuberías, soldaduras y uniones del tubo. Los detectores más comunes utilizan ultrasonidos para detectar las presiones anómalas dentro del compresor o condensador. Puede haber varias razones por las que el aire acondicionado necesita una reparación:

Síntomas clásicos que indican que existe un escape de gas

Para saber si existe una fuga de gas en el aire acondicionado, es necesario saber qué síntomas pueden presentar. Para ello, te presentamos algunas formas para detectar esta situación:

    – El sistema de refrigeración no funciona correctamente y se calienta.

    – El motor se apaga y vuelve a encenderse (cuando se encuentra en la posición “on”).

    – La temperatura del ambiente permanece constante o sube demasiado.

    – El ruido del ventilador es muy fuerte y constante.

Siempre que hay una caída de presión en el circuito frigorífico es por una fuga, por lo que antes de cargar el equipo debes buscarlo y asegurarte de que el equipo vuelve a estar totalmente hermético.

Medir presión para detectar una fuga de refrigerante

¿Qué hacer si tienes una fuga de refrigerante en tu aire acondicionado?

No hay nada más molesto que estar en tu casa y encender el aire acondicionado para descubrir que no funciona.

Lo mejor es verificar este tipo de problemas antes de que se vuelvan graves. Si notas que tu máquina no está funcionando como era habitual, lo que recomienda nuestro Servicio técnico daikin en Girona es revisarla porque quizás exista un problema con la tubería o algún componente interno que te haga pensar en un fallo mayor.

Una vez que identificas la fuga de gas, puedes tomar medidas para corregirla de manera que el aire acondicionado sea capaz de mantenerte en un ambiente cálido en verano. Por ejemplo, puedes comenzar por hacer una revisión del circuito del aire acondicionado y detectar posibles problemas.

Si no tienes idea de cómo detectar una fuga en el circuito del aire acondicionado, o si no tienes la capacidad de realizar este tipo de reparaciones, puedes buscar una empresa de reparación de aire acondicionado que te ayude.

Tabla de contenidos
Solicite un Técnico Aqui